Cualquier quemadura debe ser rociada con el MMS (sin ácido añadido) directamente desde una pequeña botella de spray. No agregue ácido cítrico o jugo de limón en absoluto. Si usted no tiene una botella de pulverización disponibles el MMS aplique el MMS directamente sobre la quemadura, asegurándose de que el área se empapa con él.


Espere hasta cinco minutos, pero no mas, antes de enjuagarse. Si usted no se enjuaga, la quemadura continuará doliendo. Por otro lado si se enjuaga en 5 minutos la quemadura se cura en un cuarto del tiempo que normalmente se requiere para sanar. Esto incluye todas esas quemaduras terribles de piel y carne y salvará vidas. El dolor debe desaparecer inmediatamente o reducir prácticamente a cero en pocos minutos.


Las quemaduras de sol deben ser tratadas de la misma manera. Rocíe el área roja, espere de 1 a 5 minutos, y enjuague. Si la zona aún está adolorida, en aproximadamente una hora rociar el área de nuevo y espere 5 minutos antes de enjuagar. Recuerde, no permita que el MMS permanezca en su lugar. Debe enjuagarse. El dolor debe desaparecer en un par de minutos. Generalmente dos dosis superarán la mayoría de las quemaduras de sol, pero en raras ocasiones, si el malestar no se acaba puede utilizar una tercera dosis. Asegúrese de enjuagar.


Tenga en cuenta que el MMS es alcalino y las quemaduras necesitan la alcalinidad del MMS para neutralizar la acidez que reside en las áreas quemadas. Esto es parte de la razón porque se curan rápidamente después de las aplicaciones MMS.

Volver